¿Qué es una "madre de día"?

​"Los árboles no crecen tirando de las hojas." 
Proverbio japonés.
​Una alternativa a los Centros de Educación Infantil

 

Las madres de día son educadoras/es profesionales (pedagogas/os, psicólogas/os, educadoras/es infantiles,...) que ofrecen en su propio hogar (adecuadamente adaptado y equipado) un servicio de atención y cuidado al menor de tres años, en grupos muy reducidos (3-4 niños/as) y en un ambiente familiar. 

Esta alternativa está muy extendida en Europa, sobre todo en Alemania, Francia y Reino Unido. En España, poco a poco está profesión se está consolidando y extendiendo. La Asociación Madres de día, lucha desde el 2006 por promover y desarrollar en nuestro entorno cultural y social dicha profesión. La Red de Madres de día  cuenta ya con más de 25 iniciativas repartidas por todo el territorio nacional.

¿Por qué buscar una alternativa?

Las "madres de día" surgen como respuesta a una necesidad social. En los primeros años de vida, dónde se asientan los pilares fundamentales para una vida sana y plena, es fundamental contar con un ambiente tranquilo, acogedor, seguro y afectuoso, que respete los ritmos individuales de crecimiento, que permita un auténtico y pleno desarrollo y que asegure la integridad emocional del niño.

No obstante, parece que la sociedad no siempre valora la importancia que se merece este hecho, y la primera infancia se ha visto  afectada por unos cambios sociales y económicos que han acelerado vertiginosamente la salida de l@s niñ@s de su hogar a una edad muy temprana.  Además, la etapa infantil no parece estar siendo considerada como una etapa en si misma, con todo su potencial y sus inherentes características, sino que ha renunciado a su identidad propia para colocarse al servicio de las posteriores etapas educativas.

 

Trabajar en un hogar y con una ratio tan reducida es una de las grandes y fundamentales diferencias evidentes de nuestro trabajo. Esto nos permite, no sólo ofrecer una atención personalizada, sino establecer un vínculo afectivo cercano y responder así a la necesidad de afecto que en esta etapa es una necesidad básica tan primaria como la necesidad de comer o de protección.

Ofrecemos un espacio donde crecer sin prisas ni presiones, donde la etapa infantil es más que la etapa pre-escolar, es esencial en sí misma.

¿Qué otras diferencias ofrecen las "madres de día"?


Este ambiente cálido y sosegado, y esta relación afectuosa forman parte de nuestra manera de entender la educación.

Si bien cada iniciativa de "madre de día" sigue su propio proyecto educativo y se nutre de diferentes fuentes y corrientes pedagógicas, todas partimos de una premisa fundamental: respeto profundo hacia el niño (es decir, consideración real de sus  propios ritmos, sus necesidades  e intereses y su etapa evolutiva). 

 A través de una pedagogía no directiva, tomamos en consideración todos los ámbitos de su desarrollo  global (motor, cognitivo, social, afectivo,...), y nos aseguramos de crear un espacio propicio dónde el/la niñ@ pueda ser protagonista de su propio desarrollo, de acuerdo con sus propias necesidades e intereses. 

Para alcanzar progresivamente la autonomía en los diferentes aspectos de su vida, es necesario que el niño se mueva en libertad y se le permita tener iniciativa, y ello implica la presencia de una figura cercana que otorgue seguridad y confianza, que genere un ambiente seguro, alegre y tranquilo, y marque unos ritmos flexibles. En definitiva, un espacio en el que se le tenga en cuenta y donde pueda disfrutar su infancia.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now